Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 1 de 9

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 2 de 9

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 3 de 9

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 4 de 9

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 5 de 9

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 6 de 9

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 7 de 9

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 8 de 9

  • Cumplen el sueño de Andrea; fue Soldado por un Día

    Foto: 9 de 9

Autor: Aida Espinosa / UrbisTV | Publicado: 16 de Junio de 2017 a las 16:17:00

Morelia, Mich., 16 de junio de 2017.- “Feliz, contenta…”, dos palabras que para esta pequeña, significan mucho.

Andrea Zahori es una de los cientos pacientes del Hospital Infantil con algún tipo de cáncer, y desde que tenía dos años, había soñado con convertirse en integrante del Ejército Mexicano.

Hoy, seis años después, fue recibida con honores en la 21/a Zona Militar, como parte del programa Soldado por Un Día, en el que pequeñitos de todo el país, tienen la oportunidad de cumplir el sueño de portar el uniforme verde, característico de las Fuerzas Armadas.

“A partir de la fecha, se reconocerá como soldado Honorario del 12/o Batallón de Infantería, y del Ejército Mexicano, a Andrea Zahori León Arreola, quien se ha distinguido por su valor, perseverancia y tenacidad para afrontar con éxito las pruebas que la vida le ha impuesto”.

De la mano de su mamá, la señora Aurora, Andy entró sonriente y orgullosa al Cuartel Morelos, donde le entregaron su uniforme verde, confeccionado especialmente para ella.

Lo que más le gusta, dice, es el sonido de los tambores que la Banda de Guerra hace sonar en su honor.

Para la mamá de la pequeña Zahori, el cumplir el sueño de su pequeña hija, le da una gran satisfacción y agradeció a las maestras de la Coordinación de Educación Domiciliaria, por el apoyo que le brindaron para hacer el sueño realidad.

“De hecho ella llegó sabiendo que veníamos a desayunar con las maestras, pero no sabía que veníamos aquí. Ella me dijo ‘mami, no nos dejarán desayunar los soldados con ellos’, y ya fue que un maestro preguntó. Pero ella no sabía que venía”, comentó la señora.

Con lágrimas en los ojos, señaló que su pequeña hija recayó en la enfermedad, pues por segunda ocasión, le fue detectado un tumor en la mandíbula, llamado Rabdomiosarcoma Embrionario, que padece desde los dos años.

Para tratar esta enfermedad, se requieren estudios con valor superior a los 2 mil pesos, por lo cual solicitó apoyo de la población, para poder solventar dicho gasto.

“Creo que en marzo, que no había nada en el hospital, y hasta suero nos tocaba comprar, agujas, todo…Yo ahorita tengo que hacerle un estudio y pues no tengo…me sale en 2 mil 700…Se llama Gammagrama Óseo…Se lo tenía que hacer hace dos semanas”, relató.

Pese a la adversidad, la pequeña Andrea, sonriente, agradeció el respaldo que el cuerpo militar le brindó en su estancia en las instalaciones de la 21/a Zona Militar.

“Fui a ver a los soldados”…dijo con un brillo especial, la pequeña Zahori.

 


Dale Me Gusta para mantenerte enterado de las ultimas noticias



VideoNotas
Noticias Destacadas
Comentarios