Ante aprobación de censura en internet y cárcel a quien modifique dispositivos, R3D exige a Diputados parar la reforma

1 de julio de 2020. En México existe una propuesta de ley que busca proteger los derechos de autor y combatir la piratería, lo que implica que alguien que decida reparar un dispositivo celular, consola de juegos o computadora por sí mismo o llevarlo con alguien más que no sea la marca del equipo, podría ir a la cárcel.Según la Red de Defensa de los Derechos Digitales (R3D), el Senado de la República aprobó reformas a la Ley Federal de Derechos de Autor y al Código Penal Federal para adecuar la legislación mexicana al capítulo de la propiedad intelectual del Tratado T-MEC.En video conferencia, el director de la Red, Luis Fernando García, explicó que estas reformas, que integran también el mecanismo de notificación y retirada para “censurar contenido en internet” y que fueron avaladas con un total de 369 votos a favor, cero en contra y una abstención, representan una amenaza grave a los derechos humanos. “Van a controlar de alguna manera nuestra libertad, nuestra vida y el acceso a nuestros propios objetos, y nuestra autonomía tecnológica.

Si perdemos estas batallas, estamos de alguna manera renunciando, estamos cediendo nuestra libertad y con consecuencias muy graves en el futuro cercano donde más dispositivos como estos van a inundar nuestra casa, nuestro espacio público, y estas restricciones que estamos imponiendo de manera irracional, nos hace esclavos digitales”, comentó.

Los riesgos que, de aprobarse las reformas, se verían en el futuro inmediato, es que, como sucede en Estados Unidos, si una persona señala que un contenido o publicación en línea viola sus derechos de autor, los proveedores de servicios de internet tendrán la obligación de removerlo, sin necesidad de aportar pruebas y sin la orden de una autoridad judicial. Es decir, bajo el argumento de propiedad intelectual, personas, empresas, organismos, o cualquier entidad, pueden pedir que algo que no les gusta o conviene se elimine de internet.

En cuanto a las penas de cárcel por reparar, modificar o alterar dispositivos, la Red en Defensa de los Derechos Digitales indicó que las reformas contemplan sanciones de hasta 10 años de cárcel por eludir medidas tecnológicas de protección, medidas que son impuestas por fabricantes de hardware y software para impedir el acceso, copia o modificación de información contenida en un dispositivo o sistema.

Por ello, implementaron el hashtag #NiCensuraNiCandados, con el que ha invitado a la población a protestar para evitar que la Cámara de Diputados apruebe la reforma.

A %d blogueros les gusta esto: