Con Agricultura Sustentable, los niños cultivan conocimiento en Michoacán

Chucándiro, Michoacán, a 25 de agosto del 2020.- Fomentar en los niños del sector rural una nueva cultura del conocimiento a través del cultivo de hortalizas y hierbas aromáticas en huertos de traspatio, es uno de los objetivos que persigue el Programa de Agricultura Sustentable en Michoacán, además de proporcionar alimentos sanos e inocuos, libres de contaminantes.

Rubén Medina Niño, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua), sostuvo que el modelo de huertos de traspatio del Gobierno de Michoacán está teniendo una gran aceptación y cada vez hay más solicitudes de ellos; resaltó que, en este municipio, un grupo de niños entusiastas decidieron participar de manera decidida, no sólo en la plantación, sino en obtener más conocimientos.

Medina Niño dio a conocer que en los últimos días se instalaron cinco nuevos huertos de traspatio de producción bio-intensiva, en donde se aplican las tecnologías agroecológicas del programa, que tiene por objeto producir en un espacio reducido una cantidad considerable de alimentos inocuos y libres de agroquímicos.

Detalló que los módulos instalados siguieron los parámetros diseñados con las técnicas del programa en los domicilios de las señoras Clara López, Alejandra Aguilar, Rocío López, Gabriela García y Carolina Morón. Con ellos, ya son más de 28 los módulos instalados en este municipio, lo cual no podría ser posible sin el apoyo de la productora local Maribel Guzmán, añadió.

El funcionario dio a conocer que se designó a los técnicos especialistas Catalina Mejía y Rodrigo Toledo, para que mantengan una permanente capacitación y asistencia técnica de las familias que instalaron sus huertos de traspatio. Es importante destacar la decidida participación y seguimiento que ha dado el subsecretario de Fomento Productivo de la Sedrua, Dagoberto Covarrubias Gallardo.

Recordó que en los últimos días de junio se instalaron los primeros huertos de traspatio en el municipio de Chucándiro, en la vivienda de Diego Carranza, ubicada en El Salitre, lugar donde se pudo corroborar que ya se cosecharon las primeras calabacitas y se esperan frutos abundantes.

A %d blogueros les gusta esto: