Santuarios de la Tortuga Marina en Michoacán, sitios de protección del fenómeno natural de anidación

Morelia, Michoacán, a 16 de julio de 2020.- Michoacán cuenta con sitios considerados por la Federación como santuarios de distintas especies, como el caso de la tortuga marina, en las playas de Maruata-Colola y Mexiquillo, ubicadas en el municipio de Aquila.

Este 16 de julio, conmemoramos la declaración de estas playas como Santuarios para la Protección de la Tortuga Marina, indicó Ricardo Luna García, secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, quien abundó que desde el Gobierno Estatal se apoya al resto de campamentos tortugueros ubicados a lo largo del litoral michoacano, mientras que los santuarios son cuidados por las autoridades federales.

Los Santuarios de la Playa de Maruata- Colola, se localizan a 162 kilómetros de Lázaro Cárdenas y 50 kilómetros de la cabecera municipal de Aquila; abarcan una superficie de 219.93 hectáreas. Se trata de playas abiertas casi desnudas de vegetación con pequeños manchones de pastos salinos, en el límite con la vegetación de dunas costeras.

En estas playas anidan de manera importante tres especies de tortuga marina. La tortuga negra o prieta (Chelonia agassizii, o Chelonia mydas agassizii) y la laúd (Dermochelys coriacea), se encuentran como especies amenazadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y en peligro de extinción por la Norma Oficial Mexicana (NOM-059-SEMARNAT-2010) y como especie amenazada en el apéndice 1 del CITES. La tortuga golfina (Lepidochelys olivacea), se encuentra en peligro de extinción por la NOM-059-SEMARNAT-2010, mencionó el titular de la Semaccdet.

Mientras que, el Santuario Playa Mexiquillo, se localiza casi al límite con el municipio de Lázaro Cárdenas, en la parte Sur de la Costa del Estado. Tiene una extensión de 73.63 hectáreas. El playón de Mexiquillo es un humedal de tipo playa de arena. Además de su importancia para las tortugas marinas, en esta playa y sus alrededores es posible observar una alta diversidad de especies animales y vegetales, típicas de la selva baja caducifolia, ecosistema que actualmente está reducido a pequeños manchones.

Este santuario protege principalmente a la tortuga laúd, verde y golfina. Es la playa más importante de anidación de la tortuga laúd en Michoacán. Está considerada dentro de las cinco playas más importantes para la anidación de esta tortuga en el Pacífico mexicano y centroamericano.

En este playón se encuentra establecido un Centro para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas, mismo que opera bajo la coordinación del Proyecto laúdDGVS-SEMARNAT. Los objetivos primordiales son la protección de nidadas, liberación e incorporación al medio silvestre de crías; además se monitorea el tamaño poblacional de la tortuga laúd. Cabe destacar que las actividades se enfocan en su mayoría a esta especie por considerar a Mexiquillo prioritario para ello, explicó Ricardo Luna García.

A %d blogueros les gusta esto: